El plan de células servirá para fomentar la comunión cristiana entre los miembros de nuestra iglesia. Tenemos tres prioridades para las células:

  • Conversación vinculada al contenido y la aplicación del sermón del día domingo.
  • Compañerismo guiado por oración unida y ayuda espiritual.
  • Evangelismo dirigido a la inclusión de los no-creyentes en un ambiente abierto y personal.