El culto principal de la semana será una celebración del evangelio. El culto tendrá un enfoque tanto hacia Dios como hacia otros.

La Prédica

Deseamos predicar de manera que todos [1] verán a Dios honrado y magnificado, [2] serán desafiados en cuanto a su propia idolatría y pecado, [3] escucharán constantemente respuestas a sus objeciones al evangelio, [4] entenderán el evangelio, y como este (la muerte y la resurrección de Jesús) explica y desafía cada aspecto de nuestras vidas.

La Música

Deseamos que todos puedan ver nuestro involucramiento emocional y mental en la adoración. Elegiremos canciones y planearemos los cultos de manera que los creyentes puedan cantar bien, disfrutando de una música apropiada para nuestro tiempo y cultura; y que las letras sean profundas y entendibles.